Información básica

Informacióninformacion_es.html
iniciostart_es.html

Un ministerio para niños y jovenes

en la costa de Araucanía, Chile



Con esta pagina queremos entregar una

intención y visión extraordinaria a ustedes.

A lado de nuestro trabajo particular en la costa

se desarrolla un trabajo especial para niños, adolescentes y jovenes.























La comuna de Saavedra está ubicado en la región de la Araucanía la cual pertenece a las regiones mas pobres y vulnerables de Chile. La mayoría de los habitantes pertenecen al pueblo Mapuche, el pueblo originario de Chile. Ellos viven tanto en la zona rural como en la urbana de Puerto Saavedra. La mitad de los 14.000 habitantes son menores de 30 años. Casi mil de alumnos estudian en los colegios en Puerto Saavedra, muchos de ellos están internados.


Trascendental de las generaciones se presenta un circulo vicioso: pobreza, mala educación y una orientación insuficiente en los valores, lo que produce un retroceso en el crecimiento y desarrollo económico.

En este sentido vemos gente en desempleo, delincuencia y alcoholismo. Adicional tenemos una alta taza de familias disfuncionales. Niños fuera de matrimonio formen parte de la sociedad. Muchos de los niños y jóvenes no conocen a su papá. Por lo tanto, la vida de la generación joven es indecisa, sin perspectiva ni esperanza.


El Centro Juvenil Ruca Chai en Puerto Saavedra debe aportar a romper el circulo vicioso de la generación joven. Así que el Centro Juvenil debe servir a esta generación por partida doble: Ayuda practica y individual para su vida cotidiana vinculado con el aspecto de conocer a Jesús y la buena noticia del evangelio.

En lo esencial el Centro quiere ser un lugar de los encuentros. Encuentros que sirven para establecer amistades, reforzar relaciones y también dan lugar a la ayuda practica. Además encuentros hacía la otra dimensión: Dios, de cual viene la salvación y la restauración.

Queremos poner esto en práctica tras diferentes ofrecimientos: de la ocupación del tiempo libre de los jóvenes (p.e. relajarse con un té, practicar deporte, actividad física y de salón), reforzamiento escolar o curso de inglés, hasta grupos bíblicos para niños y jóvenes. Además el centro debe servir como base para capacitaciones para iglesias y grupos cristianos y para actividades en la región.



Los efectos son múltiples, pero lo más importante es que los niños y jovenes se conectan con el amor de Dios. Una semilla buena se planta en las vidas abandonadas de esta generación. Su vida cambia positivamente.


Nos gusta estar en contacto contigo.

El equipo de Ruca Chai


mira también:

La redla_red_es.html